Etiquetas

, , , ,


aduana

Troncos de palmeras con escorzos imposibles infligían un daño intangible en el techo del cielo. El coche del forense aparcó en doble fila mientras el hombre del martillo neumático pensó en cambiar de teléfono

Anuncios